La FAA pide a Boeing reevaluar y completar documentos presentados para lograr la certificación del 737 MAX 7

En una nueva carta que la Administración Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos envió a Boeing el 12 de octubre, la entidad gubernamental expresó que algunos documentos presentados por el fabricante como parte del proceso de certificación en curso del 737 MAX 7 están incompletos, mientras que otros necesitan ser reevaluados, según informó David Shepardson para Reuters.

El texto suma incertidumbre al calendario de entregas de la variante de menor tamaño de la familia MAX. La agencia encargada de regular la aviación civil en el país pidió reconsiderar afirmaciones sobre el rol de los factores humanos en situaciones potencialmente peligrosas para la seguridad.

En ese sentido, La Administración Federal de Aviación dijo que no pudo completar la revisión de las presentaciones de Boeing «debido a la información faltante e incompleta en relación con los supuestos de factores humanos en condiciones de peligro catastrófico». Los análisis de factores humanos se refieren al tiempo de respuesta y la forma en que las tripulaciones técnicas responden a las emergencias.

La carta consigna que, como parte de la revisión, Boeing debe asegurar a la Administración Federal de Aviación «que esas evaluaciones de seguridad no contienen suposiciones de factores humanos». También aclara que, en caso de haber otras, debe identificarlas y presentarlas para su revisión.

Por su parte, Boeing dijo que continuará «dando prioridad a ser exhaustivos y transparentes» en la documentación a presentar y en su relación con la agencia.

No fue la primera oportunidad en que la entidad regulatoria estadounidense comunicó al fabricante que la documentación de rigor presentada para certificar el 737 MAX 7 era inadecuada y que, por ende, era improbable que el proceso se completara antes del 31 de diciembre de este año.

Este plazo máximo genera preocupación en Boeing, ya que el próximo 1 de enero entrará en vigor la Aircraft Certification, Safety and Accountability Act (ACSAA), que endurecerá las condiciones necesarias para la obtención del certificado tipo de una nueva aeronave.

La nueva normativa, aprobada en 2020, surgió como respuesta a la controversia generada alrededor de la naturaleza del proceso que anteriormente permitió la aprobación de los 737 MAX 8 y MAX 9, los únicos que actualmente operan comercialmente, de forma expeditiva (y con los resultados ya conocidos).

En marzo pasado, otro documento consignó que el proceso de aprobación del 737 MAX 10 difícilmente se completaría en 2022. Boeing debería lograr primero la aprobación del 737 MAX 7, ya que la autorización de la variante de mayor tamaño de la familia depende de parte de la documentación del primero, según aclaró Dave Calhoun, director general de la empresa.

Si no obtienen su certificación antes del fin de este año, el fabricante deberá rediseñarlos para cumplir con los nuevos requisitos o lograr que el Congreso de los Estados Unidos le otorgue una prórroga excepcional.

Fuente: https://www.aviacionline.com/2022/10/la-faa-pide-a-boeing-reevaluar-documentos-presentados-para-lograr-la-certificacion-del-737-max-7/

close

Suscríbete gratis al boletín de noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *