El programa del Boeing 777X podría sufrir un nuevo retraso por un problema de motor

El programa de desarrollo del Boeing 777X podría sufrir un nuevo retraso luego de un problema con los motores General Electric GE9X que se habría registrado durante un vuelo en el que se evaluaban los límites térmicos de la aeronave, según reportó Aviation Week Network.

¿Un nuevo retraso en el programa?

Si bien aún no se conocen mayores detalles acerca del evento, el único avión destinado a la realización de los vuelos de prueba cesó momentáneamente sus operaciones. Boeing y General Electric analizarán la situación, lo que podría generar nuevas demoras en el proceso de certificación del mayor bimotor comercial jamás construido.

El problema se registró durante un vuelo de prueba del prototipo con matrícula N779XW, el pasado 6 de octubre. Hasta ahora, el fabricante aeroespacial estadounidense sólo confirmó un «problema» con el motor y aseguró que ambas empresas trabajarán para solucionarlo, aunque no se conocen mayores precisiones acerca de su potencial alcance.

Todavía no hay una confirmación oficial sobre la reanudación de la campaña de pruebas, y tampoco certidumbre acerca de si el programa, que lleva nueve años a cuestas, sufrirá nuevas demoras. Las dos compañías deberán estudiar si se trató de un caso aislado, un problema que podría repetirse en otros GE9X o un defecto de diseño.

Según el cronograma inicial del proyecto, el Boeing 777X debería estar ya en servicio. Sin embargo, retrasos del programa y otros problemas del propio fabricante derivaron en la posposición de su entrada al mercado comercial. La última estimación arroja que la aeronave podría comenzar a operar en 2024.

El GE9X

El motor GE9X fue diseñado específicamente para el Boeing 777X. De acuerdo con lo detallado por General Electric, consumirá hasta un 10% menos de combustible que su predecesor, el GE90, que se desarrolló para propulsar a los Boeing 777 actualmente en servicio. Para ello, se aumentó el diámetro del ventilador hasta alcanzar los 3.4 metros: el fuselaje de un Boeing 737 cabría en su interior.

Se trata del motor a reacción más grande y potente jamás construido. El GE9X genera hasta 134 mil libras de empuje. El fan frontal (el de mayor tamaño de la historia) está compuesto por 16 palas de fibra de carbono de cuarta generación.

Además, posee piezas fabricadas con materiales avanzados, como compuestos de matriz cerámica ligeros y componentes producidos mediante impresiones tridimensionales, que contribuyen a mejorar la eficiencia general y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Fuente: https://www.aviacionline.com/2022/12/el-programa-del-boeing-777x-podria-sufrir-un-nuevo-retraso-por-un-problema-de-motor/

close

Suscríbete gratis al boletín de noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *