EasyJet y GKN Aerospace colaboran para acelerar la introducción del hidrógeno en la aviación

La aerolínea británica de bajo coste EasyJet está trabajando con GKN Aerospace, líder mundial en tecnología aeroespacial de primer nivel, para reducir las emisiones de carbono en la aviación a través de la adopción de tecnologías de cero emisiones. En concreto, la compañía aérea apoyará el desarrollo de la tecnología de combustión de hidrógeno (H2JET) y de pilas de combustible de hidrógeno (H2GEAR) de GKN Aerospace, además de valorar la posibilidad de realizar demostraciones de vuelo como parte de la ambición de la aerolínea de descarbonizar la aviación.

Además, EasyJet apoyará en todo lo que se refiere a los requisitos operativos y económicos. Dirigido por GKN Aerospace, H2GEAR es un programa colaborativo pionero en el Reino Unido cuyo objetivo es desarrollar un sistema de propulsión de hidrógeno líquido para aviones regionales que podría ampliarse a aviones más grandes.

El hidrógeno líquido se convierte en electricidad dentro de un sistema de pila de combustible. Esta electricidad impulsa eficazmente el avión, eliminando las emisiones de carbono y dando paso a una nueva era de viajes más sostenibles. El programa H2GEAR cuenta con 32 millones de euros de financiación de la ATI, que se complementan con GKN Aerospace y sus partners.

Por su parte, H2JET es un programa colaborativo sueco de dos años que también está dirigido por GKN Aerospace y que busca impulsar el desarrollo de subsistemas clave para turbinas de gas propulsadas con hidrógeno en aviones de medio alcance.

Promover el desarrollo de un avión de cero emisiones para lograr la descarbonización de la aviación es uno de los objetivos principales de easyJet, que está trabajando con múltiples partners del sector como GKN Aerospace, Airbus, Rolls-Royce, Cranfield Aerospace Solutions y Wright Electric, para acelerar el desarrollo de tecnologías de cero emisiones y la infraestructura necesaria para ello. La aerolínea es optimista en cuanto a la posibilidad de empezar a volar con aviones propulsados por hidrógeno, hidrógeno-eléctrico o un sistema híbrido de ambos para mediados o finales de la década de 2030.

En noviembre del año pasado, EasyJet se unió a Race to Zero, una campaña mundial respaldada por las Naciones Unidas para conseguir las cero emisiones netas de carbono a más tardar en 2050. Al unirse a Race to Zero, la aerolínea se comprometió a establecer un objetivo provisional basado en la ciencia para 2035 y a alcanzar las emisiones netas de carbono para 2050. Para ello, el desarrollo de una tecnología para volar con cero emisiones de carbono tendrá un papel importante.

En 2019, EasyJet se convirtió en la primera gran aerolínea del mundo en compensar las emisiones de carbono del combustible utilizado en todos sus vuelos y sigue siendo la única gran aerolínea de Europa en hacerlo. Esto no supone ningún coste adicional para sus clientes y la aerolínea solo apoya proyectos certificados por Gold Standard o Verified Carbon Standard. Se trata de una medida provisional para abordar su impacto en el medio ambiente a corto plazo.

Más allá del carbono, EasyJet se está centrando en la reducción del plástico -se han eliminado más de 36 millones de artículos de plástico de un solo uso-, así como en la reducción de residuos en sus operaciones más amplias y en la cadena de suministro. La aerolínea también ha introducido nuevos uniformes para la tripulación fabricados con botellas de plástico recicladas. Con 45 botellas en cada uniforme se puede evitar que 2,7 millones de botellas de plástico acaben en los vertederos o en los océanos en los próximos cinco años.

Fuente: https://actualidadaeroespacial.com/easyjet-y-gkn-aerospace-colaboran-para-acelerar-la-introduccion-del-hidrogeno-en-la-aviacion/

close

Suscríbete gratis al boletín de noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *