Así consigue la aviación rusa burlar las sanciones

Un año después, sigue sin haber una crisis por falta de repuestos, que están apareciendo misteriosamente. Aeroflot ya está operando con el 99 por ciento de su flota occidental.

La propia prensa de Moscú publica noticias en las que explica a los ciudadanos cómo su aviación ha ido organizándose para burlar las sanciones impuestas por Occidente. De los 500 aviones fabricados en Occidente que tenía en el momento del inicio del conflicto, ya 189 de ellos pueden volar sin restricciones.

Aeroflot, según Novye Izvestia, ya está operando con el 99 por ciento de su flota occidental. Y diez de las dieciocho aerolíneas que tiene el país están hoy volando únicamente aviones occidentales.

Una parte del problema fue solucionado con la compra de las aeronaves que estaban en leasing financiero. El problema de la matriculación, que antes estaba fundamentalmente en Bermuda, se ha solucionado, con lo que los aviones pueden salir al extranjero.

Aún puede producirse un embargo, “pero todos sabemos que las aerolíneas rusas regularmente transfieren los pagos que deberían hacer a cuentas en rublos. Por lo tanto, la situación es jurídicamente compleja. Si los alquiladores o sus aseguradoras piden el dinero, les decimos que los cojan de las cuentas, pero no lo hacen porque sus gobiernos se lo han prohibido, lo que conduce a interminables procesos judiciales”, explica Oleg Panteleyev, especialista en aviación, en la prensa de Moscú.

En cuanto a los recambios, sólo se sabe que Yakutia Airlines desmontó dos aviones de fabricación rusa para usar sus piezas, porque la mayor parte de las mismas proceden de Occidente. Panteleyev, sin embargo, explica que “es posible que algunas piezas se obtengan de otros aviones, pero la mayor parte de las aerolíneas las consiguen de alguna manera y devuelven la operatividad a sus aviones. Según información del sector, las aerolíneas tienen un stock de repuestos que pueden durar entre dos y cuatro meses”. No pregunten mucho de dónde vienen, pero un año después del inicio de la guerra, es evidente que hay soluciones en marcha.

Además, existen piezas no originales producidas en terceros países. Para éstas, las autoridades de Rosaviation (la FAA rusa) emitirán autorizaciones con algunos cambios sobre el original.

La información añade que Havas y Celebi, dos empresas turcas, están ofreciendo mantenimiento a los aparatos rusos en vuelos internacionales.

 

Fuente: https://www.preferente.com/rss1/asi-consigue-la-aviacion-rusa-burlar-las-sanciones-325344.html

close

Suscríbete gratis al boletín de noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *